Aceites esenciales II: El botiquín aromático para niños

Hay 3 aceites esenciales muy recomendables, echa un vistazo ...

¡Hola! Continuamos con los aceites esenciales, en este post, “ el botiquín aromático para niños”. ¿Empezamos con una SONRISA? 🙂 🙂 🙂  , genial!!! ¡Muchas gracias!

En este post quiero hablarte de 3 aceites esenciales estupendos para nuestros peques, que podemos usar directamente sin diluir, pero que además nos ofrecen numerosas posibilidades.

Los beneficios de estos aceites nos permitirán curar a los peques de forma natural. No obstante, antes de usar cualquier tipo de aceite debemos consultar con un pediatra o un especialista para garantizar la seguridad de su uso y las dosis recomendadas en cada caso.

Estos tres aceites esenciales van a formar el botiquín aromático que te propongo.

 

Aceite Esencial de Lavanda: El Regenerador

El aceite esencial de Lavanda es uno de los pocos que se pueden aplicar directamente en la piel (sin diluir), y es perfectamente apto para bebés, embarazadas y todo tipo de personas, sobre todo por sus gran polivalencia y sus muchas aplicaciones.

Una de las propiedades más destacables de este aceite esencial es su extraordinaria capacidad para regenerar la piel (heridas, zonas dañadas, etc.). Se usa para tratar eczemas, quemaduras, heridas, pieles irritadas y picaduras de insectos.

Es suave, calmante y estimula el crecimiento celular fortaleciendo las defensas naturales de la piel y reforzando el sistema inmunológico.

De delicado perfume. Es el más famoso, versátil y utilizado de los aceites esenciales.

Calma dolor de tripa y el cólico.

Especialmente en niños muy agitados, la lavanda calma su nerviosismo.

El aceite esencial de lavanda potencia los efectos y propiedades de todos los aceites esenciales, por lo que conviene añadir unas gotas a cualquier mezcla.

 

Aceite Esencial de Manzanilla: El Antiinflamatorio

El aceite esencial de Manzanilla es otro de los aceites esenciales que puede aplicarse en la piel sin diluir, y también es una de las opciones más indicadas en el tratamiento de pieles secas y sensibles.

No está recomendado en embarazadas.

Su cualidad diferenciadora es su poder antiinflamatorio y calmante de las zonas irritadas ( analgésico).

Gracias a sus propiedades sedantes y calmantes resulta un aceite esencial beneficioso para reducir el nerviosismo y combatir el insomnio. Favorece el sueño y tranquilizar a los peques poniendo simplemente una gota en la esquina de su almohada.

Ayuda a regenerar la piel.

Es un buen tratamiento natural para combatir el acné.

Es anti-dolor digestivo, ayuda en problemas de indigestión.

 

Aceite Esencial de Árbol del Té: El Antiséptico

El aceite esencial árbol del Té,  también se puede usar directamente en la piel sin diluir. Aunque en el caso de embarazadas o en periodo de lactancia así como los niños pequeños no se debería usar el aceite esencial de árbol de té sin diluir.

Su principal uso tradicional es como antiséptico. Se utiliza, sobre todo, en caso de piel infectada (herpes, bacterias, heridas).

Resulta un aceite muy práctico para desinfectar cualquier zona de la piel, tratamiento de heridas, acné, quemaduras leves y dermatitis.

Además, es un gran repelente de insectos, su propiedad antiparásita lo convierten en un buen tratamiento natural contra los piojos.

Potente estimulante del sistema inmunitario, antiviral.

 

 

Te dejo con un video que a mí me encanta y en el que María José nos explica cómo hacer toallitas naturales para nuestros peques con aceites naturales. Echa un vistazo porque es geeenial!

 

 

Espero que te ayude este post pero sobre todo,  estos aceites esenciales, que son un regalo de la naturaleza.

¡Feliz Semana!

¿Qué te parece?