No me sube la leche. Problemas con la lactancia.


Después del post dónde hablábamos de las primeras leches y el inicio de la lactancia, hoy me gustaría centrarme en algo que preocupa a muchas madres, cuando no nos sube la leche.

Es igual que tu bebé nazca por cesárea que por parto vaginal, lo que retrasa realmente la subida de la leche es la separación del bebé, mucho más frecuente en las cesáreas, aunque si hay un parto vaginal con separación del bebé, puede retrasarse la subida de la leche. Y por el contrario, si se produce una cesárea respetada en la que se pone al bebé piel con piel desde el nacimiento y comienza la lactancia, no tiene porqué producirse un retraso en la subida. Hoy en día, ya hay hospitales respetuosos y amigos de los niños, que ponen al bebé piel con piel en el quirófano y se inicia la lactancia en ese momento si el bebé y la mamá así lo desean.

También se puede retrasar la subida de la leche si la madre tiene:

  •  Diabetes tipo I, dependientes de insulina.
  •  Obesidad, IMC mayor 30.
  •  Hipotiroidismo.
  •  Hipoplasia mamaria.
  •  SOP (Síndrome de ovario poliquístico).
  •  Cirugía mamaria (aumento o reducción).
  •  Retención de placenta o restos placentarios.
  •  Malformación congénita de la boca del bebé.
  •  Poca o mala estimulación por parte del bebé por una mala postura o un mal agarre (frenillo sublingual corto).
  •  Y sobre todo estrés postparto.

¿Cómo prevenirlo?

Conociendo estas causas, podemos intentar evitarlas, y si no es posible, es conveniente hacer extracción de calostro prenatal o en el postparto inmediato para reducir el retraso en la subida de la leche. Se debe realizar extracción manual y se recoje con una jeringa o cuchara, es tan poca cantidad que si se utiliza el sacaleches se queda en los conductos y se pierde gran parte, y se le da al bebé con dedo-jeringa o cucharita, nunca con biberón. Así evitaremos la pérdida excesiva de peso del bebé.

¿Qué te parece?