AVENA para la dermatitis

Sabias que la Avena te puede ayudar a mejorar la dermatitis de tu bebe.

Una gran sonrisa antes de comenzar a leer, a mover los 17 músculos faciales 🙂 🙂 🙂  Muchas, muchas, muchas gracias!!!.

Hace muy poquito mi pequeño tuvo un brote de dermatitis!!!!. Lo pasa mal (aunque para lo molesto que es, se queja muy poco, que campeones son nuestros peques). Tenía determinadas zonas muy irritadas, se rascaba intensamente, además le escocía y el calor no ayudaba mucho.

Las mamis que tenemos peques con pieles atópicas y con mucha tendencia a las dermatitis, hemos probado con infinidad de cremas, y aceites para hidratar a nuestros peques y hacer desaparecer la dermatitis o al menos mejorarla. A cada niño le funciona un producto diferente del mercado, pero este que encontré me llamo mucho la atención y decidí ponerlo en práctica!. Y ha funcionado! Por eso he querido hacer este post, sobre el ceral que me ayudo con la dermatitis del peque de la casa, la AVENA.

Ojala ayude a tu peque, es muy sencillo de preparar y baratito y siempre que se trata de algo natural y con tantas propiedades como nos brindan los cereales en su estado natural ( crudo) , merece la pena.

LA AVENA

La avena es un cereal muy empleado para aliviar el picor y reducir el enrojecimiento, está presente en muchos productos, como jabones, lociones corporales….. Ya que son bien conocidas sus propiedades nutritivas.

Los copos de avena crudos, los encontrarás en cualquier herbolario, hay dos formar de prepararlos:

  1. Hierve media taza de avena en un litro de agua y déjala enfriar. Después utiliza el líquido resultante de la infusión una vez enfriado para empapar una gasa y aplicalo en las zonas donde tenga el peque la dermatitis.
  2. Usa los copos de avena en el baño, agrega en el agua tibia de la bañera, una taza de copos de avena bien molidos o introdúcelos en una bolsita de tul y a la bañera!!! (a modo de infusión), deja al peque un ratito jugar y no uses nada más. Al sacarle, seca con la toalla su cuerpo a golpecitos suaves para evitar frotarle.

 

Para intensificar y aprovechar la avena de la bolsita, una vez tenga la piel seca, aprieta la bolsita de tul (con la que has hecho la infusión, bien sea en el litro de agua o en la bañera) saldrá una pasta blanca que podrás aplicar a modo de “crema”, en las zonas más afectadas y déjalo actuar toda la noche. Esa “crema” de avena se secará y se transformará en un polvillo blanco que quizás manche un pelín el pijama, pero bien merece la pena.

 

Si quieres dejarme tus comentarios en Mamiclic para saber si en tu peque ha funcionado será un placer leerte!.

 

¿Qué te parece?