Hacemos pintura comestible


No tenía pensado hacer un post sobre esta actividad, pero muchos me habéis preguntado cómo hice la pintura comestible con la que jugaba Martina el otro día, así que ahí va:

Ingredientes:

  • yogur natural (si tu hijo es alérgico a la proteína de leche de vaca utiliza algún yogur vegetal, sirve igual)
  • colorantes alimentarios
  • platos de plástico a modo de lienzo (puedes usar tu vajilla normal, también sirve)

Paso a paso:

  1. Ponle colorante al yogur y remueve, no hay más.

Me ha encantado

  • los colores se mezclan suuperbien, Martina ya tiene muy clarito que del azul y el amarillo sale el verdepintura comestible_mamiclic_1
  • por mucho que todo se manche, con un poco de agua caliente lo tienes todo limpio y reluciente
  • tiene una textura muy muy parecida al acrílico pero mucho más agradable pintura comestible_mamiclic_2
  • los colores que salen son una auténtica pasada, casi fluor pintura comestible_mamiclic_3
  • si se pringan por todos lados o se comen la pintura…. no pasa nada! Eso sí, mejor déjales en pañal, te ahorrarás alguna lavadora! 😉

Inconvenientes

  • La pintura puede durarte hasta 5 días en el frigorífico, piensa que es un yogur….
  • La obra de arte no es para siempre…por desgracia será perecedera, así que nosotros la usamos para jugar, aprender, pero no para hacerle un regalo a la abuela…. 😉
pintura comestible_mamiclic5

¿Qué te parece?