Día Nacional de la Nutrición


El 28 de Mayo es el Día Nacional de la Nutrición y este año 2015 llega a su XIVª edición. Esta edición está dirigida a la importancia de seguir una alimentación saludable para la mujer embarazada y en período de lactancia.

Comer bien es el mejor te quiero

Una alimentación equilibrada y unos hábitos de vida saludables son fundamentales para el buen desarrollo durante la gestación y la lactancia.

Una buena alimentación nos puede prevenir de problemas que pueden surgir durante la gestación como la anemia en el embarazo, el estreñimiento, coger unos quilos de más, la diabetes gestacional, las náuseas y vómitos… y también favorece un correcto desarrollo en el feto evitando un bajo peso al nacer, un nacimiento prematuro, la espina bífida…

Y, ¿Cómo sé si estoy siguiendo una alimentación adecuada?

Es importante saber que no hay que comer por dos, el aumento de las necesidades de energía y nutrientes empieza de manera progresiva a partir del segundo trimestre del embarazo. Este incremento suele estar garantizado con la alimentación que llevamos en nuestra sociedad, pero hay que prestar especial atención a ciertos nutrientes:

  • El hierro que lo encontramos en carnes y legumbres. Os aconsejo que para mejorar la absorción de hierro lo toméis junto con alimentos ricos en vitamina C (como por ejemplo la naranja, el kiwi o las espinacas). Y alejados de los lácteos, el café y el vino porque que inhiben su absorción.
  • El ácido fólico que lo encontramos en frutos secos, legumbres y verduras de hoja verde.
  • El calcio que lo encontramos en los lácteos y derivados, los frutos secos, las verduras de hojas verdes y las sardinas enlatadas.
  • En general debes potenciar el consumo de frutas y verduras, legumbres, farináceos y lácteos, y disminuir el consumo de bollería, pastelería y alimentos procesados.

Otros consejos que debes tener en cuenta son:

  • Utilizar aceite de oliva virgen extra y no abusar de la sal.
  • Tomar agua como bebida principal.
  • Hacer ejercicio físico moderado, como por ejemplo andar cada día un rato.
  • Evitar fumar, el alcohol, el café y cualquier sustancia tóxica.
  • Comer en un ambiente tranquilo, masticando bien los alimentos para favorecer su digestión.

¿Existen alimentos prohibidos?

Como ya os he comentado es importante disminuir el consumo de alimentos procesados, llenos de aditivos, azúcares refinados y poco saludables. Además hay ciertos alimentos que es mejor evitar durante esta etapa:

  • Evita los pescados de tamaño grande como el atún, el pez espada y el cazón por su elevado contenido en metales pesados.
  • Lava bien las frutas y verduras por el riesgo de toxiinfecciones por E.Coli.
  • Come la carne, pescado y huevos bien cocinados para evitar toxiinfecciones por toxoplasmosis, E. Coli y Salmolella.

Y si por motivos de trabajo comes fuera de casa…

Como ya hemos visto, la alimentación es algo fundamental durante esta etapa. Sin embargo, nuestro ritmo de vida, los compromisos laborales y sociales nos pueden obligar a comer fuera de casa en más de una ocasión.

Si te encuentras en esta situación, lo único que debes tener en cuenta es escoger siempre cocciones suaves y evitar los fritos y guisos muy contundentes, evitar las carnes poco hechas y el pescado crudo, no abusar de los postres dulces… Y sobre todo, escoger un restaurante saludable en la medida de lo posible y disfrutar!

¿Qué te parece?