Embarazo ectópico, diagnóstico, tratamiento y prevención

¿sabes cómo tratar un Embarazo ectópico, cómo prevenirlo y cómo se diagnostica? Marina, nuestra matrona te lo cuenta aquí.

Como hemos comentado en el artículo sobre “El sangrado en el embarazo” ¿Cuándo ir al médico?, si tienes una hemorragia, SIEMPRE debes acudir a urgencias del hospital más cercano.

Vamos a analizar un poquito más en profundidad el sangrado en el 1 trimestre, puede estar causado por un embarazo ectópico, aborto, la implantación, o un embarazo molar.

Qué es el embarazo ectópico

Es un embarazo que ocurre por fuera del útero. El sitio más común para un embarazo ectópico está dentro de una de las dos trompas de Falopio (98% de los casos). En raras ocasiones, los embarazos ectópicos pueden presentarse en los ovarios, el abdomen o el cuello uterino.

Es la causa más frecuente de morbilidad y mortalidad materna en el 1 trimestre de embarazo, porque si continúa adelante el embarazo, puede romperse la trompa de Falopio y entrar en shock hipovolémico provocado por el sangrado interno, y mortal para el embrión que no puede desarrollarse fuera del útero. La mitad de los casos, se resuelven sin tratamiento, porque se abortan fácilmente. Los otros, deben ser intervenidos de urgencia, para salvar a la madre.

Hay estudios que indican que sucede en 1’6 % de los embarazos

Puedes leer más sobre los síntomas y la causas aquí.

 

Diagnóstico del embarazo ectópico

Se realiza a través de una buena anamnesis, los síntomas clínicos y la exploración médica, que incluye una analíltica completa y una ecografía.

La β-hCG, o gonadotropina coriónica, es la hormona que nos dice que estamos embarazadas, en estos casos suele ser baja con respecto a los valores normales.

En la ecografía transvaginal, se va a visualizar dónde está el saco vitelino, su localización, y con esta prueba se confirma el diagnóstico de embarazo ectópico.

 

Tratamiento del embarazo ectópico

Los tratamientos pueden ser de dos tipos: quirúrgicos o farmacológicos. Depende de la claridad del diagnóstico y del tamaño del embrión.

Debe informarse con claridad de las ventajas y desventajas de cada uno de los tratamientos, participar en la toma de decisiones y dar su consentimiento por escrito.

A pesar de los progresos, al menos por ahora, todavía no se ha conseguido recolocar el óvulo en el útero.  Así, que el objetivo de los tratamientos es interrumpir el embarazo extrauterino.

El tratamiento expectante

Es una opción válida para mujeres estables hemodinámicamente y asintomáticas. Deben darse ciertas condiciones de tamaño, cifras hormonales, y valorar el líquido en el saco de Douglas. Se debe hacer seguimiento y control cada 72 horas aproximadamente, para valorar el estado clínico.

El tratamiento farmacológico

Uno de los últimos avances en este campo es una única inyección intramuscular de metotrexato. Sirve para detener el crecimiento celular; el embrión muere y es absorbido por el cuerpo en unas semanas.

Algunos centros ya están experimentando con esta dosis única. Hasta hace dos o tres años, las inyecciones eran más numerosas y las dosis más altas.

El tratamiento farmacológico presenta numerosas ventajas respecto a la intervención quirúrgica: actúa a tiempo y es indoloro. También, en algunos casos, se puede combinar con la cirugía, y se puede administrar por otras vías.

Los fármacos están contraindicados cuando el embarazo ectópico está demasiado avanzado, cuando existen dolores intensos o hemorragias internas, cuando la mamá está en el periodo de lactancia o cuando tiene determinadas enfermedades que hacen que la medicación no sea una buena opción.

El tratamiento quirúrgico

Si presentas un cuadro clínico estable y el embrión es lo suficientemente pequeño, puede extraerse a través de un procedimiento denominado laparoscopia.

Se trata de una intervención quirúrgica que consiste en la incisión de la trompa, extrayendo el óvulo fecundado del interior. Se realizan tres pequeños cortes en el abdomen, que permiten reducir el tiempo de convalecencia hasta sólo 24 horas.

Este método conserva intacta la trompa, sin embargo, si la trompa ha sufrido mucho daño o tienes hemorragias intensas, puede ser necesario extirparla (salpingectomía). En el tratamiento laparoscópico existe una baja tasa de complicaciones tanto intra como postoperatorias.

Si hay rotura de la trompa de Falopio, y sangrado interno, la mujer puede presentar un shock hipovolémico, acompañado de dolor abdominal agudo. En este caso la intervención quirúrgica es urgente para detener la pérdida de sangre, extirpar el embrión, y reparar los daños causados en los órganos afectados. En ocasiones, el médico tendrá que extraer también la trompa.

Las mujeres con RH -, deben recibir una dosis de inmunoglobulina anti D.

Para ayudarte a sobrellevar la pérdida de tu embarazo, comentaré unas recomendaciones en el tema del aborto.

 

Prevención del embarazo ectópico

Lo siguiente puede reducir el riesgo:

  • Evitar los factores de riesgo para enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) como tener múltiples compañeros sexuales, tener relaciones sexuales sin condón y contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS)
  • Diagnóstico y tratamiento oportunos de las enfermedades de transmisión sexual
  • Diagnóstico y tratamiento oportunos de salpingitis y de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP)
  • Dejar de fumar

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, un tercio de las mujeres que tuvieron un embarazo ectópico puede tener un embarazo subsiguiente normal, otro tercio puede repetir la afección y el tercio restante no vuelve a quedar embarazada.

 

BIBLIOGRAFÍA:
Sociedad Española de Fertilidad
Academia Americana de Médicos de Familia.
American College of Obstetricians and Gynecologists.
American Society for Reproductive Health.

¿Qué te parece?